sábado, 5 de febrero de 2011

Episodio Quijotesco


Esta semana me aconteció cierto hecho que me obliga a replantearme la pueril idea, en que había caído, de que nuestro Quijote se estaba quedando obsoleto con el paso del tiempo. Lo cierto es que la sociedad española en particular y todas las ibéricas en general han vivido tantos años desarrollando buena parte de su cultura al amparo de esta novela que no es raro encontrar en el día a día episodios de lo más quijotescos.
En el Capítulo VII de la Primera Parte, Don Quijote va a buscar a Sancho Panza y a fin de convencerle que sea su escudero le dice “bien pudiese ser que antes de seis días ganara yo tal reino, que tuviese otros adherentes que viniesen de molde para coronarte por rey de uno de ellos”. Esta frase fue muy bien adaptado por Don Camilo José Cela en la versión cinematográfica de Fernando Rey y Alfredo Landa. En ella Alonso Quijano dice a Sancho “¿Y, si al día de mañana conquisto un reino o dos, no me habré de acordar de mi escudero para hacerle gobernador de una insula?”
Durante esta semana escuché un día que un compañero mío le decía a otro: “No entiendo por qué tenemos que preocuparnos de las notas. Lo que nos interesa es entrar en la carrera que queramos y ya está. Luego, cuando acabemos la carrera, compras una empresa o dos, las revendes en bolsa y ya está”. Puedo aseguraros que, en la medida que me lo permite el recuerdo, esto es literal y verídico. Después de leer esto confío en que nadie siga diciendo que El Quijote cervantino es agua pasada, porque tiene una presencia omnipresente en nuestro carácter. Por otro lado he decir, que yo en esto de conquistar “un reino o dos” no tengo mucho interés, y lo de “una empresa o dos”, bueno, depende… si son internacionales, tal vez sí, pero, si no tampoco, que cuestan mucho de revender en el mercado de valores.

1 comentario: