sábado, 9 de julio de 2011

Es lo que tiene la diplomacia

No sé si don Manuel Fraga tenía razón cuando dijo aquello de "La política hace extraños compañeros de cama". La verdad es que la política no sé, pero la diplomacia al menos lleva a tener extraños compañeros de asiento. Citando a Margaret Tatcher "I don't clap the hans with a terrorist before he become Primer Minister". Ahora veamos estas imágenes:


 
 Salva Kiir, primer presidente de Sudán del Sur, estado que hoy ha proclamado su independencia. Lleva sombrero de cowboy para dar un poco de espectáculo a sus votantes, la mayoría de ellos analfabetos o en situación de hambruna. Ya veremos cuantos ruedos puede dar este personaje.
 Éste os sonará un poco más. Es Ban Kii Moon acutal Secretario General de ONU. Entre otras facultades se le considera el garante del derecho penal internacional. Hoy ha ido a Juba, capital de Sudán del Sur, para estar presente en la proclamación del nuevo estado que se incopora a la organización que en la actualidad el dirige.

Y este tipo con cara de pocos amigos es Omar Hassan presidente y dictador de Sudán además de genocida reputado con orden de búsqueda y captura por el Tribunal Penal Interancional por el asesinato de más de 200.000 personas. Este caballero carismático se ha sentado hoy al lado del secreatario general de la ONU mientras el cowboy acaduillaba a las masas en el discurso de la independencia.
Ya veis. Es lo que tiene la diplomacia no hay más que hablar.


3 comentarios:

  1. I la Tacher no va tenir cap problema amb donar-li en déuvosguard a Pinochet tantes vegades com a calgut fins i tot quan va estar retingut a Anglaterra. En fi, tots hem donat la mà a algun cabró sabent que ho era...

    ResponderEliminar
  2. No se'ns pot tirar en cara el ser hipòcrites, perquè tots ho som en algún moment de la nostra vida, però encara així pareix mentida a quin nivell podem arribar. M'agrada l'entrada Eduard :)

    ResponderEliminar
  3. Gràcies, Raquel. Em crida l'atenció aquest comentari despres de tant de temps d'haver-la publicat; i, per descomptat, me'n alegro.

    ResponderEliminar