lunes, 20 de febrero de 2017

Dante & Divina Comedia (VII) Poetas en la Divina Comedia

Resultat d'imatges de dante blake
Dante ante Beatriz, por Blake
Nota. Estos apuntes forman parte de un trabajo para filología hispánica sobre la Divina Comedia.

La presencia de literatos en la obra magna de Dante no es muy frecuente. Muy pocos de los personajes que aparecen en esta obra está versados al mundo de las artes. Algunos, como el emblemático Pier della Vigna, con quien el peregrino conversa en el bosque de los suicidas, no alude en su relato a su condición de escritor italiano, autor de un epistolario latino, sátiras u otras composiciones que le hacen merecer un nombre en la escuela siciliana, sino a la de consejero del emperador Federico II.
Sin embargo, dos poetas ocupan un preeminente papel como guías, Virgilio y Sordello. En el Limbo, como ya hemos mencionado, el peregrino se encuentra con Homero, Horacio, Ovidio y Lucano, los considerados como mejores poetas de la antigüedad clásica. No obstante, quizás, más importante que el encuentro con ellos, sea, como se expuso en el anterior apartado, analizar hasta que punto influyen en la lírica dantesca sus diversos poemas, especialmente Ovidio, Horacio y, no podemos olvidar al propio Virgilio. El gran poeta épico de Roma inspira en Dante el deseo de escribir la más grande composición épica de la lírica cristiana. Especialmente el descenso de Eneas a los infiernos, al que se alude constantemente en la Comedia, parece un antecedente literario claro del viaje de nuestro peregrino.

Resultat d'imatges de Dante obra
Vigilio muestra a Dante los castigos infernales [Detalle]
Curiosamente ningún bardo, poeta o trovador ocupa un sitio en el círculo de los lujuriosos, si bien no podemos obviar la referencia metaliteraria a Lancelot y Ginebra que nos brinda el relato de Francesca y Paolo. Lo cierto es que la literatura actúa sobre los amantes como un consciente estímulo de la libido:

"Muchas veces los ojos suspendieron
la lectura, y el rostro emblanquecía,
pero tan sólo nos venció un pasaje."
(Infierno, Canto V)

A partir de ahí, al primer beso espontáneo, le sucede el resto del romance.
Por su parte la presencia de Bruneto Latino entre los sodomitas también representa una considerable referencia metaliteraria. Este importante diplomático y literato florentino, desempeñó diversos cargos públicos, entre otros el de embajador ante la corte de Alfonso X de Castilla. Como su discípulo, Dante, conoció el exilio. En su caso en Francia, donde precisamente en francés escribió su Tresor, compendiando el saber de la Escuela de Chartres, una de las primeras entidades en estudiar en profusión el platonismo, si bien combinado con fuertes aspectos de la doctrina estoica. Precisamente en el Canto XV le recomienda al peregrino que busque en esa obra el saber con que salvarse a sí y las soluciones para la situación política de Italia.
En el purgatorio, encontramos otra figura literaria preeminente, también la de un poeta, también de Padua, Sordello de Goito, trovador, que acompañará a Dante y Virgilio haciendo de segundo guía del peregrino en el purgatorio. Nació a finales del S. XIII y disfruto de una vida agitada casi novelesca. Así, tras raptar a la hermosa Cunizza da Romano -también presente en el purgatorio- hermana de Ezzelino III, casada con Ricardi di San Bonitafio, a cuyo servicio se encontraba Sordello como poeta, se vio obligado a huir errante por diversas cortes de Europa. Carlos de Anjou se acabó convirtiendo en su principal protector. Tras ser liberado del cautiverio en Navarra por intercesión del papa Clemente IV, en 1269 fue recompensado por sus méritos militares con cinco castillos. No llegó a disfrutarlos demasiado, pues pasaría a mejor vida poco después, a tiempo para encontrarse su alma en la Divina Comedia.

Resultat d'imatges de dante blake
Dante y Virgilio en el Séptimo Círculo del Infierno, por Blake.
Como trovador la mayor parte de su poesía que se ha conservado hasta nuestros días contiene un gran número de canciones de temáticas amorosas, junto con algunas composiciones de tono satírico como los sirventeses, así como algunos plantos, siendo especialmente célebre el compuesto en homenaje a la muerte del caballero Blacatz. Sin embargo, no parece que por tales composiciones decidiera Dante asignarle un puesto tan importante en su obra magna, sino más bien por su Ensanhament d'onor en que evalúa y enumera a la mayoría de soberanos de su época evaluando su conducta.
Es importante recordar que nada más ver que Virgilio acompaña al peregrino, Sordello se arrodilla ante él. De ese modo Dante nos deja muy claro que aunque ambos poetas le hagan de guía, en absoluto tiene a los dos por iguales.
En el Canto XXIV del purgatorio nos encontramos Bonagiunta Orbiciani, poeta y notario de Lucca. En De Vulgari Eloquientia Dante había criticado su estilo lírico. Después de todo este poeta seguía los cánones de la lírica provenzal y la escuela siciliana, apartándose de la dolce stil nuovo.
Sin embargo es en el Canto XXVI del purgatorio donde asistimos a una de las críticas literarias más expresas de toda la Comedia. En este círculo del purgatorio, por cierto, purgan sus pecados quienes han pecado de homosexualidad, hermafroditismo o simplemente lujuria; especialmente por lo último estamos en un lugar de penitencia ideal para los poetas de la época. Recorriéndolo el peregrino encuentra a Guido Guinizzelli, un poeta de mediados del S. XIII adscrito al bando gibelino, autor de un pequeño cancionero amoroso que renovó en buena medida la escuela poética doctrinal de la Italia septentrional, aunque si abrazar todavía los postulados sobre los que se configuraría la dolce stil nuovo. Podremos decir entonces que su obra queda en un punto de transición entre este último y el estilo provenzal o de la Escuela Siciliana.

Imatge relacionada
Doré, los soberbios en el Purgatorio.
Dante y Guinizzelli van a conversar brevemente y este le va indicar que reparé en su compañero de purga: Arnaut Daniel famoso poeta provenzal adscrito al trovar clus, que sirvió en la corte de Ricardo Corazón de León entre 1180 y 1200. En De Vulgari Eloquientia, el poeta florentino ya había mostrado su admiración hacia él, que aquí en la Comedia reitera comparándolo con Giraut de Bornelh en versos 118 a 120, cuando Guinizzelli le dice al peregrino:

"En los versos de amor o en narraciones
a todos superó [Arnaut Daniel]; y deja a los tontos
que creen que el Lemosín [o sea, Giraut de Bornelh] le aventajaba.
(Purgatorio, Canto XXIX)

Y aún llevará más lejos el alma del purgatorio añadiendo una comparación entre la mejor valoración que muchos han tenido de Giraut de Bornelh respecto a Arnaut Daniel, con la admiración que en Italia venía despertando la figura de Guittone de Arezzo.

"Así hicieron antaño con Guittone,
de voz en voz corriendo su alabanza,
hasta que la verdad se ha impuesto a todos."
(Ídem)

Ambos poetas cada uno en su estilo representan una lírica vinculada a lo popular. El fecundo Bornelh, poeta de finales del S. XII, es criticado por Dante por un estilo demasiado simple, basado en la interdicción de la poesía provenzal de formas populares. También Guittone, poeta del S. XIII miembro de la llamada escuela doctrina italiana. Su producción también fue inmensa. Dante le critica por las mismas razones que a Bornelh. (465). Sería anacrónico catalogar a Dante de poeta "clasista", sobre todo porque él conoció una realidad estamental, no de clases sociales. Aunque no cabe duda que de estos juicios se derivan una visión culta de la poesía como forma auténtica de la lírica.
Para Dante la lengua vulgar era un instrumento válido siempre que se esmerara en su perfección formal y conceptual, sólo entonces podía considerarse igual de legítima que el latín para la lírica. La poesía "popular" en definitiva no podía ser mejor la culta. De ahí que en el momento de elegir entre trovadores, el poeta florentino se decante por un representante del trova clus, en lugar de uno del trova lleu.

Resultat d'imatges de dante blake
Dante y Virgilio ven los castigos del Infierno, 
No podemos avanzar en nuestro comentario sin mencionar el cariñoso detalle que Dante tiene hacia su admirado Arnaut Daniel, pues cuando su alma penitente se dirija a él lo hará en provenzal (versos a 140 a 148). De hecho, únicamente el provenzal y el latín obtienen así presencia en este excelso poema escrito en dialecto toscano.
En el Paraíso Dante no encuentra muchos profetas, padres de la Iglesia que escribieron muchísimo, como San Agustín o Santo Tomás de Aquino, y algunos escritores de vena mística como Hugo de San Victor. Este último aparece cercano al santo de Hipona. Aunque en puridad ningún "escritor" en la acepción literaria del término conversa con él.
Esta ausencia de poetas en la Comedia se explica por varios motivos. Algunos críticos sin duda aludirían al carácter de Dante, vanidoso, como el mismo poeta reconoce por boca de su peregrino, para dar demasiada cabida en su obra a otros maestros del verso. Personalmente, no creo que esta razón revista demasiada importancia. El defecto de la vanidad se exagera en el poeta florentino cuando se cree que puede llegar a causar tales estragos en su obra. Más bien hay que mirar hacia el propósito ontológico de la Comedia: La abundantemente presencia de nobles, reyes, emperadores, papas y clérigos responde a la vocación del titánico poema de ilustrar el orden terrenal justo para la iglesia y la política. Siendo este punto la clave de la ontología para que en su colectividad el mundo se propicio a la virtud del individuo favoreciendo esta y siendo impulsado por la misma, es lógico que el juicio de tales personajes, para bien o para mal, ocupe la dimensión personal de la obra.

Resultat d'imatges de Dante obra
Dante por Giotto.

La lírica tienen una función sin duda dentro de la ontología, pero es una función menor que con unas pocas alusiones y contados testimonios, Dante ya deja sobradamente clara, como hemos apuntando, cerrando una defensa de la poesía culta, elevada y arraigada en la dolce stil nuovo.

Eduard Ariza Ugalde


Bibliografía Consultada


ALIGHIERI, DANTE, Divina Comedia. Ed. de Petrocchi, Giorgio; Martínez de Merlo. 9ª Ed. Madrid: Catedra, 2005.
ALIGHIERI, DANTE, Divina Comèdia. Ed. Mira, Joan F. Barcelona: Proa, 2000.
ALIGHIERI, DANTE, Vida Nueva. Ed. de Pinto Raffaele. Madrid: CATEDRA, 2003.
ANDERSON, William, Dante the maker. Boston: Routledge&KEgan Paul Ltd, 1980.
AUERBAHC, Erich, Dante Poeta del mundo terrenal. Madrid: Acantilado, 2008.
AAVV, Antología Esencial de la Poesía Italiana. Colinas, Antonio (Coord.), Madrid: Austral, 1998.
AAVV, Derecho Eclesiástico del EstadoValencia: Tirant Lo Blanch, 2012.
AAVV, AKAL Historia de la Literatura Volumen Segundo El Mundo Medieval 600-1400. Madrid: Ediciones AKAL, 1989
AAVV, The Cambridge History of Italian LiteratureCambridge: Cambridge University Press, 1996.
BORGES, Jorge Luis, Nueve Ensayos Dantescos. 4ª ed. Madrid: Alianza Editorial, 2009.
FRECCHERO, John, Dante: the poetics of conversionUSA: Harvard's Editions: 1986
NEMBRINI, Franco, Dante Poeta del Deseo. Madrid: Ediciones Encuentros, 2011.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada